Cepillado y perfilado artesanal e industrial con WEINIG: superficies perfectas, tiempos de equipamiento breves

Las cepilladoras y moldureras están diseñadas para el mecanizado de las caras longitudinales de productos de madera maciza, tableros como MDF, material sintético y otros materiales similares. Es posible cepillar, perfilar o desdoblar los productos en una sola pasada. El transporte por la máquina se efectúa mediante numerosos rodillos de avance.

Una gran variedad de soportes de herramientas y el empleo de husillos universales, unidades de corte y aserrado y soportes de sierras hacen que las posibilidades de aplicación sean casi ilimitadas. Cuando se trata de cepilladoras y moldureras, WEINIG es el líder indiscutido del mercado que, con la combinación de su experiencia e innovaciones una y otra vez sienta nuevas bases.

Todas las máquinas se pueden dotar perfectamente para cualquier tipo de aplicación individual. WEINIG también suministra todos los equipos relacionados con la cepilladora y moldurera, comenzando por las herramientas, la producción de cuchillas y la medición de herramientas, hasta la automatización o la proyección de soluciones integrales.

Áreas de aplicación

Molduras perfiladas

WEINIG Anwendungen

La esencia de nuestra experiencia

Desde siempre, el perfilado de molduras de todo tipo ha sido la especialidad de WEINIG. El perfilado cuenta con un muy amplio abanico de productos finales los cuales, a su vez, imponen las mismas exigencias a la tecnología mecánica: alta precisión de perfil con una excelente calidad de las superficies y un paso de cepillado uniforme.

En este aspecto, la tecnología de WEINIG continuamente marca nuevas pautas. La base la constituyen los robustos montantes de la máquina con las mesas precisas y la guía montada exactamente en ángulo recto. Las máquinas de WEINIG demuestran toda su superioridad en el momento en el que la dinámica entra en acción: husillos con una alta precisión en la marcha circular, un potente sistema de avance y los elementos prensores adecuados.

La interacción perfecta de estos componentes garantiza un transporte suave por la máquina en la posición definida. El resultado es la legendaria calidad de WEINIG para sus productos: alta precisión de perfil con una excelente calidad de las superficies y un paso de cepillado uniforme.

Cepillado liso por las cuatro caras

WEINIG Anwendungen

Piezas de trabajo con un ángulo recto perfecto

 

La madera es un material natural, por lo que exige un mecanizado especial. La madera puede tener defectos y estar curva o alabeada. Por consiguiente es imprescindible cepillar las piezas de trabajo por las cuatros caras a fin de poder emplearlas en muchos sectores, tales como la fabricación de muebles. El factor decisivo es que las piezas de trabajo estén perfectamente planeadas y que, después del mecanizado, tengan un ángulo recto muy preciso.

Esto suena fácil, pero en muchos casos no lo es, porque la precisión de fabricación de la máquina influye considerablemente sobre la calidad del producto final. Usted siempre podrá confiar en la calidad de WEINIG. WEINIG ofrece las más variadas soluciones, desde el manejo manual hasta el manejo completamente automático, desde las máquinas para el uso ocasional hasta las máquinas de uso continuo en régimen a turnos.

Fabricación de ventanas

WEINIG Anwendungen

Tres pasos del proceso en una máquina

El perfilado de las maderas dimensionadas para ventanas por sus lados longitudinales y transversales, así como el fresado y taladrado se realizan en centros de mecanizado que producen el cuartón terminado. Sin embargo, la moldurera es de suma importancia en la fabricación de ventanas, ya que se utiliza para el cepillado de las cuatro caras de la madera dimensionada bruta para ventanas y para sacar y perfilar el junquillo.

La WEINIG Powermat dispone de un paquete de ventanas especial, diseñado justo para realizar estos tres pasos del proceso. Con solo pulsar un botón, el operador puede elegir si se ha de cepillar solo por las cuatro caras o si se ha de sacar adicionalmente el junquillo. Las consultas de seguridad garantizan que el ajuste solo se puede realizar si no se encuentra ninguna pieza de trabajo en la máquina y que no se puede producir ninguna colisión entre la hoja de sierra y los prensores. Gracias al sistema PowerLock, es posible preparar la máquina en un plazo de tiempo muy breve para perfilar los junquillos.

El sistema WEINIG permite, además, interconectar la moldurera con la sierra tronzadora y el centro de mecanizado. Con esto, WEINIG ofrece la mejor solución, ya que es la más segura y eficiente para el fabricante de ventanas.

Madera maciza para la construcción

WEINIG Anwendungen

En los últimos años ha aumentado continuamente la importancia de la madera maciza como material de construcción. Sobre todo las superficies visibles tienen que contar con una excelente calidad. El campo de aplicación más grande son vigas cepilladas y biseladas por las cuatro caras.

WEINIG le ofrece la solución ideal en función de sus exigencias, desde una máquina pequeña hasta una instalación grande. No obstante ambas tienen algo en común: un elevado grado de flexibilidad gracias al dispositivo fresador de biseles de 90°.

El dispositivo fresador de biseles sirve para el cuarto chaflán de la viga, después de que los husillos verticales y el husillo horizontal superior hayan generado los otros chaflanes. El control del dispositivo fresador de biseles permite un cambio rápido de dimensiones, así como un cambio del espesor de los biseles sin necesidad de cambiar de herramientas, únicamente mediante el posicionamiento de los husillos.

Con esta tecnología, WEINIG ofrece a pequeñas empresas la misma rentabilidad que a una gran empresa.

Superficies de textura especial

WEINIG Anwendungen

Fabricación económica de productos innovadores

 

Las superficies creativas están de moda, tanto para paneles frontales de muebles, como para suelos o fachadas. Lo que hasta la fecha solo se podía producir a mano con mucho esfuerzo o en centros de mecanizado, lo podrá producir ahora en una pasada en una moldurera.

La tecnología de WEINIG para el cepillado especial para crear una textura determinada permite que los husillos se muevan de forma relativa a la pieza que pasa por la máquina, generando así una superficie tridimensional. Con ayuda de un programa CAD es posible examinar y simular de antemano la superficie de textura especial y, a continuación, producirla realmente en la moldurera.

Con esto WEINIG va a la cabeza y sienta nuevas bases con este avance tecnológico que le ofrece a usted nuevas posibilidades en el mercado. Con esta tecnología podrá crear y fabricar productos nuevos, beneficiándose a la vez de tiempos de paso breves, un alto grado de productividad y bajos costes por unidad.

Cepillado previo

WEINIG Anwendungen

En el mecanizado industrial de la madera, el aprovechamiento del material juega un papel cada vez más importante. A tal efecto se emplean escáneres que detectan los defectos que se han de tronzar posteriormente. Al principio de toda la cadena está el cepillado previo que es necesario para que el escáner disponga de una superficie limpia y lisa. Por consiguiente, el arranque de virutas ha de ser mínimo y, por lo general, es necesaria una alta velocidad de avance.

En este segmento WEINIG ofrece tanto soluciones sencillas con una muy buena relación de precio y rendimiento, como también soluciones innovadoras con una tecnología excepcional que abarca desde las herramientas hidrocentrantes, los jointers, los husillos montados en posición oblicua y los husillos flotantes hasta el mecanizado a una velocidad de avance de 300 m/min. Además de la tecnología mecánica correspondiente, WEINIG naturalmente también ofrece la mecanización adecuada. Con WEINIG estará en buenas manos con todo lo relacionado con el cepillado previo.

Productos y soluciones de WEINIG para el cepillado y perfilado

La solución ideal para cada exigencia: así es como se presenta la cartera de productos de WEINIG en el sector de cepillado y perfilado. Con velocidades de avance de 6 a 600 m/min.

Serie WEINIG Unimat

WEINIG Unimat

Para los requerimientos estándares de perfilado tanto de empresas pequeñas como grandes

  • Abanico de productos muy completo
  • Gran comodidad de manejo
  • Gran seguridad en el trabajo
  • Concepción de maquinaria sostenible
  • Muy buena relación precio/rendimiento
Detalles Serie Unimat

Serie WEINIG Powermat

WEINIG Powermat

Para los más variados trabajos de perfilado, desde el pequeño taller artesanal hasta la producción industrial en serie

  • Innovadora tecnología mecánica
  • Alta precisión de fabricación
  • Gran seguridad en el trabajo
  • Estructura modular
  • Made in Germany
Detalles Serie Powermat

Serie de cepilladoras para piezas anchas de WEINIG

WEINIG Breithobel

Dimensiones de trabajo de hasta 450 x 300 mm

  • Superficies de calidad perfecta
  • Avance estable y continuo
  • Ajuste sencillo y rápido mediante Memory Plus o PowerCom
  • Sistema modular: para cada aplicación se dispone de la máquina apropiada
  • Manejo confortable
Detalles Serie de cepilladoras para piezas anchas

Referencias en el sector de cepillado y perfilado

Adopción de medidas de emergencia

Lüchinger AG

Los suizos están acostumbrados a la precisión y, pese a ello, la empresa Lüchinger AG estuvo luchando durante cuatro años con una moldurera fabricada en el Extremo Oriente. Sin embargo, llegó el momento en el que no pudo más.

Un libro de pedidos repleto es algo muy bueno, pero los problemas surgen, cuando la capacidad de producción es insuficiente. Por esta razón, la empresa Lüchinger AG estuvo muy contenta cuando un fabricante de Asia le ofreció el suministro inmediato de una moldurera, que parecía ser una máquina ideal como complemento de la antigua Weinig Hydromat. Los suizos aceptaron la oferta, pero no tardaron en arrepentirse mucho: un defecto de material le seguía a otro y los fallos eran pan de cada día. La máquina no alcanzaba ni con mucho el rendimiento prometido. Cuando para colmo el proveedor de servicios cercano decidió liquidar su negocio, Max Lüchinger senior adoptó una medida de emergencia. «En ese mismo momento supimos que es importante tomarnos el tiempo necesario para encontrar una solución eficiente y personalizada», señala Arthur Pfiffner, el jefe de taller. El camino condujo nuevamente a WEINIG. Junto con los especialistas de Tauberbischofsheim y tomando como base la Powermat 2400 se desarrolló un concepto de fabricación individual. Con el husillo universal y la sofisticada tecnología para el cepillado especial para crear una textura determinada, Lüchinger cubre ahora cualquier necesidad del mercado. «Después de muchos años de incertidumbre, ahora nos sentimos muy contentos», subraya Arthur Pfiffner. Y si de hecho fuera necesario pedir alguna vez un consejo, la línea directa de WEINIG está disponible. «Siempre hay inmediatamente una persona de contacto competente en la línea que puede ayudar», aclara Arthur Pfiffner.

La fuerza de las montañas

Peter Prader

La empresa Alois Prader GmbH opta por la calidad y renuncia a los negocios rápidos con la madera. La tecnología de fabricación moderna y personalizada compensa la desventaja del emplazamiento.

En el hermoso valle de Funes, la patria del escalador Reinhold Messner, se encuentra el domicilio de la empresa Prader. Lo que alegra a los turistas, es un sufrimiento para quienes mecanizan la madera: «La madera de la montaña necesita casi el doble del tiempo para crecer que la madera de los llanos y se pierde entre todas las maderas convertidas en productos en masa», comenta el gerente, Peter Prader, desfogando su enojo. Para salir vencedora, la empresa Prader invirtió en tecnología de fabricación. Su objetivo es aumentar el valor añadido con una excelente calidad y una gran variedad de productos y garantizar tiempos de entrega cortísimos. El corazón de la instalación consta de dos cepilladoras automáticas de Weinig. Mientras que la máquina antigua se utiliza para aplicaciones especiales, la nueva está destinada a ofrecer máxima productividad y flexibilidad. De esto se ocupan once ejes, unos «husillos flotantes» que permiten cepillar con el menor arranque de virutas posible y un grupo aserrador con el que se pueden fabricar varias piezas de trabajo en una pasada. El resultado convence: Prader realiza buenos negocios. Y también la calidad entusiasma al amante de la madera: «Con la tecnología de Weinig obtenemos cuatro superficies de una calidad tan buena que nuestro escáner detecta mucho más defectos que antes», comenta Peter Prader. Su opinión sobre la línea de cepillado hecha a medida: «Nuestra fabricación es mucho mejor, considerablemente más productiva y, gracias a la flexibilidad obtenida, hemos podido abrir nuevos mercados».

Más imágenes

Unida con la naturaleza: la empresa Prader en el valle de Funes

Cepillado - rápido y seguro

WEINIG Cube

Eficaz, de manejo simple y segura: con la Cube de WEINIG, la ebanistería Holztrattner en Alta Austria ha adquirido una cepilladora compacta, rápida y práctica.

Se podría decir que la ebanistería Holztrattner es una empresa con efecto a distancia. Cuando uno se acerca por carretera, ya desde lejos se ve un cartel grande indicando "Holztrattner. Su ebanista maestro con visión al futuro." Y las ideas no le faltan a Herbert Holztrattner: salones, dormitorios, cocinas o baños, el ebanista y sus empleados abarcan toda la gama de interiores. "También amueblamos casas completas", nos cuenta Holztrattner, quien fundó su empresa en 1990, siendo entonces una empresa unipersonal.


EL ÉXITO DE EXPORTACIÓN: MOBILIARIO DE JARDÍN

Este hombre de 46 años, quien hizo su aprendizaje en una ebanistería artesanal, empezó sobre todo con trabajos de restauración. Desde entonces, la empresa ha crecido de forma continua hasta alcanzar un número de doce empleados, incluyendo a su hijo Jürgen, también ebanista, quien lleva años trabajando en la empresa. Hoy en día, la restauración constituye solo una parte pequeña del trabajo. Aparte de los interiores como campo principal de trabajo, Holztrattner también diseña y fabrica muebles de jardín desde hace unos años. Los balancines Hollywood fabricados en su ebanistería hoy día se consideran todo un éxito de exportación. Y eso que el primer diseño en este sentido fue previsto "solo" como regalo para su mujer. El hábil ebanista siguió desarrollando ese mueble de jardín con los típicos soportes laterales en forma de C y apoyabrazos redondeados, mejorando el diseño, que fue galardonado con un premio de diseño en 2003, y actualmente vende el modelo con éxito hasta en Polonia y Frisia Oriental.

POR TRADICIÓN: WEINIG

Como ebanista que trabaja la madera maciza, Holztrattner también cuenta con una cepilladora en su taller. Durante 17 años se sirvió de la cepilladora cuatro caras Quattromat 18 de WEINIG. El año pasado decidió adquirir una nueva máquina. Nuevamente se inclinó por una máquina de WEINIG: la Cube que el fabricante de maquinaria para el mecanizado de la madera WEINIG presentó por primera vez el año pasado en la Ligna en Hannover. Aparte de la precisión, Holztrattner ve las calidades de la máquina sobre todo en el fácil manejo: "No hay que ajustar nada y la máquina se maneja cómodamente a través de la pantalla táctil. Hasta nuestro aprendiz en su primer año de aprendizaje la puede manejar." Dado que la cepilladora se entrega lista para usar, pudo ponerse en servicio inmediatamente después del montaje. Una formación especial no fue necesaria.

CEPILLADORA DE ALTA TECNOLOGÍA
Entretanto todos los empleados, y en ocasiones hasta el jefe, trabajan con la Cube que por supuesto cepilla las cuatro caras en una sola pasada, facilitando el trabajo con numerosas funciones prácticas adicionales. El sistema EasyLock de WEINIG permite un cambio rápido de las cuchillas que se realiza con unos pasos simples dentro de la máquina. Los cambios dimensionales pueden realizarse pulsando un botón durante el funcionamiento de la máquina y el sistema MoulderPreView proyecta los ajustes de los husillos mediante láser a la pieza de trabajo, permitiendo su optimización previo al mecanizado. Herbert Holztrattner también optó por personalizar el aspecto de su Cube: el exterior de la máquina está adornado con el logotipo y el lema de la empresa bien visibles. Así el "Ebanista con visión al futuro" está presente no solo lejos sino también en la propia empresa.

Texto y portada: Thomas Prlic, Tischler Journal

La Cube entusiasma a la carpintería Eichelbrönner

Expectativas completamente cumplidas: Werner Eichelbrönner está muy contento con la Cube

El famoso cálculo en un posavasos de cartón* despertó la curiosidad de Werner Eichelbrönner. Tras realizar un test, ya no se quiere separar de la Cube. Lea más sobre sus experiencias.

En 1999, Werner Eichelbrönner fundó su propia empresa en Schwanfeld, una localidad sita en Baja Franconia (Alemania). Pese a que los primeros tiempos fueron difíciles, el maestro carpintero siguió siendo fiel a su pasión por los productos de alta calidad, hechos de madera maciza. Hoy día, la individualidad juega un papel primordial, sobre todo, en las obras interiores que constituyen el principal campo de actividades de la carpintería. Junto con los tres maestros que trabajan en su taller, Werner Eichelbrönner apuesta por los conocimientos y la experiencia de todo su equipo, desde el corte hasta el montaje. "Nuestros clientes saben bien que estamos muy atentos en cada proyecto. Y lo seguiremos estando", recalca el jefe de la empresa.


*expresión típica alemana para designar un cálculo de rentabilidad realizado de forma rápida y sencilla.

Un hecho del que nunca se arrepentiría: la historia de Dauerholz

Terraza

Peter Weller: «Si quiero tener un concepto global, no hay ninguna alternativa a Weinig».


La idea surgió en Hamburgo. Pero las naves de producción se construyeron en el estado federal alemán de Meclemburgo-Pomerania Occidental, con lo que la empresa experimentó un verdadero auge. Desde siempre, las tablas para terrazas de Dauerholz han sido un tema muy discutido.

Hace algunos años, un carpintero de Hamburgo hizo un descubrimiento sensacional: a diferencia de los agentes conservadores comparables, la cera calentada penetra hasta el núcleo de la madera, garantizando una protección profunda. El ingenioso diseñador encontró varios prestamistas con valentía que creyeron en la idea, sobre todo, porque las zonas exteriores con terrazas revestidas de suelos de madera y las más variadas estructuras de madera ofrecen un amplio campo para la ecológica madera encerada con su alta resistencia a las influencias climáticas, a la humedad y a las plagas. En Dabel, cerca de Schwerin (Alemania) se construyó una planta de producción en un entorno ideal.

La línea de fabricación hecha a medida de la Cía. Dauerholz se diseñó e instaló en estrecha colaboración con los especialistas de proyecto de Weinig Concept. Además de una cepilladora y perfiladora, una sierra tronzadora de optimización de alta velocidad, una sierra tronzadora para madera alabeada, un escáner y un equipo de ensamble tipo finger joint, la instalación incluye también una afiladora de herramientas de la amplia cartera de productos de Weinig. «Queríamos tener todo el proceso en nuestro propio taller y manejar la preparación de las herramientas de forma completamente autárquica de los abastecedores.» Así es como justifica su decisión.

La empresa Dauerholz ha dedicado particular atención a un mejor aprovechamiento de la madera y su refinamiento. «Hemos analizado el aprovechamiento y constatado que las pérdidas por tronzado se han reducido a la mitad», manifiesta Peter Weller. La moldurera también ha contribuido en gran medida a conseguir este éxito. Está dotada de husillos verticales "flotantes" que, gracias a su alojamiento flexible, siguen la curvatura natural de la madera de grandes longitudes, con lo que se evitan las marcas en ambos extremos de la pieza de trabajo y se puede prescindir de un cepillado de acabado con un arranque de virutas adicional.